Especiales: El día que Hefner nos hicieron amar cualquier ciudad.

ImageSi hay un grupo que merezca tener un espacio dentro de esta sección de “Especiales”, este es sin duda la formación británica Hefner. Liderados por el carismático pero inclasificable Darren Hayman, uno de los frontmans más tímidos e histriónicos de la historia del pop inglés, y secundado por Anthony Harding, Jack Hayter y John Morrison, atesoraron a sus espaldas un cancionero completo y extenso, con canciones urgentes y tiernas a partes iguales, y un background musical del que sentirse muy orgullosos. Desde el año 1998, en el que debutaran con “Breaking God´s Heart”, al de su despedida, el 2001, con un “Dead Media” de electrónica juguetona, siempre ofrecieron discos únicos y encantadores, de esos que uno atesora en su estantería guardándole un lugar privilegiado. De todos ellos, hemos elegido “We love the city”, que quizás no sea el disco que contenga sus mejores canciones, pero sí es el más completo y compensado, y en el que demostraron que no eran una banda pequeña probando suerte, sino un grupo de altura al que, desgraciadamente, se le acabaron las ganas de volar demasiado pronto.
 
 
Pero si algo destaca sobremanera en este “We love the city” es la increíble capacidad que Hefner tenían para, unas veces, sonar tiernos y melancólicos, hasta el punto de emocionar, y otras, con apenas cuatro guitarrazos bien dados, sonar directos y afilados, imprimiéndonos unas irresistibles ganas de saltar. En este disco también abrieron algo más su abanico de instrumentos musicales, y se lanzaron a los de viento, con trompetas flautas y demás amigos, pero también al piano, que en algunas composiciones resulta imprescindible. Quizás siempre se les haya podido achacar una linealidad muy acusada entre algunos de sus temas; e incluso ellos han bromeado, posteriormente, con que muchos empiezan prácticamente igual. Pero nada más lejos de la realidad.
 
Quedarnos con una sola de todas las canciones que pueblan este trabajo de Hefner resulta una empresa casi imposible, y no seré yo quien la acometa. Pero sí hay dos, especialmente, que sin ser las mejores, si que llegan mucho más rápidamente al centro de nuestro sistema emocional. Porque si una de las virtudes de estos chicos siempre fue la rabia con la que descargaban todas sus frustraciones, a base de certeros guitarrazos, también albergan un lado mucho más sensible y pausado. Y es en “Hold me closer” y “Don´t go” donde Darren Hayman y los suyos dan en pleno centro de la diana; por su delicadeza y sinceridad, por ese piano tan bién pensado, o por la candidez y fuerza de unas letras que, sin llegar a ser redundantes, arrebatan en cada escucha.
 
Dicho esto, pasen y escuchen la soledad que destila “The greedy ugly people”, toda una declaración de intenciones; o la fuerza , ironía y venganza de “The day that Thatcher dies”, donde todos, incluso los niños del coro, se alegran de que la bruja se haya ido. O “Good fruit”, también pausada pero con una progresión ascendente que no para ni el triste sonido del teclado. Similar en su concepción es “Painting and kissing”, aunque en esta atacan con mucha más fuerza si cabe. Y por no parecer repetitivos vamos a parar aquí, pero nos dejamos en el tintero “As son as you´re ready”, The greater london radio” o “She can´t sleep no more”, que a buen seguro también merecerían una mención aparte.
 
Tras este “We love the city” llegaría “Dead media”, en el que jugueteaban con una electrónica almibarada, casi de andar por casa. Poco después, llegaría la disolución del grupo, que aunque nunca tuvo visos de definitiva, cierto es que ya no volvieron a editar material nuevo juntos. Es por ello que este disco significa, además de su mejor trabajo, su último intento por sonar románticos una vez más. Cuando toda la magia de los inicios tocó su cumbre en “The fidelity wars”, y ya parecía que comenzaba un inevitable ocaso, dieron su último intento por sonar más Hefner que nunca. Y el resultado es un disco completo y compacto, con la capacidad de emocionar y exaltar a partes iguales, pero con esa sempiterna sensación que uno solía tener al escucharlo. La de “no soy el único bicho raro”.

El track list completo de “We love the city” es el que detallamos a continuación:

1. We love the city
2. The greedy ugly people
3. Good fruit
4. Painting and kissing
5. Hold me closer
6. Don't go
7. The greater london radio
8. As soon as you're ready
9. She can't sleep no more
10. The cure for evil
11. The day that thatcher dies
12. Your head to your toes
comments
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 

Próximos Eventos

Soundsonite en Facebook

Calendario de eventos

Último mes Diciembre 2018 Mes siguiente
L M X J V S D
week 48 1 2
week 49 3 4 5 6 7 8 9
week 50 10 11 12 13 14 15 16
week 51 17 18 19 20 21 22 23
week 52 24 25 26 27 28 29 30
week 1 31

Top10 => últimos 30 días

mariacreactivaHosting iMediaTrack